¿POR QUÉ ES NECESARIO REALIZAR LA PRUEBA?

A menudo se dice que las personas son contratadas por sus competencias formales, pero despedidas por su personalidad. Es importante tomar en cuenta los aspectos psicológicos para la manera en que las personas trabajan, colaboran y se desarrollan como parte de una organización, sin embargo a menudo son pasados por alto. Las pruebas pueden resaltar estos aspectos y crear conciencia sobre las fortalezas  y las debilidades de la persona. Idealmente este conocimiento beneficia tanto al empleador como al empleado.

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE EVALUAR A LAS PERSONAS?

 

Las pruebas psicológicas bien construidas proveen información objetiva sobre un individuo o un grupo en temas que son generalmente difíciles de cuantificar. Las pruebas se pueden utilizar con varios propósitos, los más comunes son:

Personalidad: Los cuestionarios de la personalidad normalmente resaltan aspectos personales, tales como si una persona se enfoca en mayor o menor grado en los detalles, si prefiere trabajar solo o con otros, etc. Los resultados de dichos cuestionarios pueden ser utilizados para la reclutamiento o para el desarrollo de personal.

Aptitud: Este tipo de pruebas se enfocan específicamente en el potencial mental del individuo - la capacidad de razonar lógicamente y analíticamente. Estas pruebas resaltan el nivel de complejidad mental que una persona puede comprender en relación con el trabajo, esto es toma de decisiones y manejo de situaciones con muchos factores que influyen.

Centros de Evaluación: Estos pueden incluir una o varias pruebas combinadas con entrevistas y/o ejercicios grupales en los cuales el individuo es calificado por los evaluadores sobre las competencias requeridas para el puesto.