PRUEBA DE EQUIDAD Y NECESIDADES ESPECIALES

Utilizadas correctamente las evaluaciones psicológicas aportan resultados válidos y objetivos para la contratación y el desarrollo de las personas. Para que esto así sea, el test debe haber sido desarrollado sobre bases científicas con especial atención en quién la utilizará y con  qué propósito.

ACERCA DE LA EQUIDAD

 

Desarrollar evaluaciones justas es un objetivo que nunca tiene fin. Las preguntas y escalas incluidas en la evaluación no deben tener sesgos de género, edad, etc. no intencionados. Asimismo los estándares deben ser constantemente actualizados. Esto es parte del trabajo que sucede “tras bambalinas” en Master.

Además de lo anterior, Master realiza un gran esfuerzo en formar correctamente a los usuarios de nuestras pruebas. En nuestra experiencia esto se ve reflejado en una experiencia positiva para las personas que han sido evaluadas con nuestras soluciones.

Por ejemplo, cuando está siendo evaluado con los test de Master siempre tiene derecho a recibir un informe explicando sus resultados, y siempre deberá haber sido informado sobre el nombre del usuario certificado que lo ha evaluado por si tienes preguntas sobre la prueba.

Si tiene alguna inquietud sobre el trato justo hacia usted u otras personas relacionada con las pruebas o el proceso de evaluación de Master, por favor contacte a tu oficina local de Master.

 

NECESIDADES ESPECIALES

 

Si tiene alguna discapacidad que considera que puede afectar la prueba que le han solicitado hacer, deberá informar al empleador lo antes posible.

Como proveedor de pruebas, Master está dedicado a dar un trato justo y equitativo a cualquier persona sometida a nuestras soluciones.

Por ejemplo, si ha sido invitado a un centro de evaluación y tiene una discapacidad que puede afectar su desempeño en cualquiera de los ejercicios mencionados, hable sobre el asunto con el empleador antes de acudir a la cita.

Por ejemplo, si es disléxico deberán darle la versión no verbal de la prueba de razonamiento lógico de Master.

Si tiene requerimientos especiales, también es aconsejable informar esto de antemano. El empleador puede entonces ser capaz de hacer ajustes adecuados y razonables para ayudarlo a demostrar lo bueno que realmente es. Si no les informa hasta el día de la evaluación, es probable que los ajustes y adecuaciones que se puedan hacer sean más limitadas.