BUENA PREPARACIÓN

Una buena preparación es importante para obtener buenos resultados. En esta página encontrarás consejos que muchos examinandos han encontrado útiles.

 

ESTAR PREPARADO

Repase el consejo sobre ésta y otras páginas de este sitio. Practique preguntas de la prueba y familiarícese con el formato del cuestionario.

¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE LA PRUEBA?

Si ya ha recibido su invitación a la evaluación, también debe haber sido informado sobre su propósito. Si no sabe, o no está seguro acerca del propósito de la misma, primero revise la información y los enlaces que le enviaron. Si esto no lo ayuda, entonces póngase en contacto con el empleador antes de contestar la prueba. Algunas preguntas que puede hacer:

¿Cuál se supone que se medirá al realizar la prueba y por qué es una medida relevante en la situación dada?

¿Cuánto tiempo durará la prueba?

¿Qué tipo de retroalimentación (si la hay) recibirá posterior a la prueba?

 

PRUEBAS EN LÍNEA

Asegúrese de que tendrá un lugar donde pueda trabajar sin ser interrumpido durante toda la prueba. Si hay otras personas a su alrededor, asegúrese de que saben lo que está haciendo. Intente evitar la interferencia de otros dispositivos, clientes de correo, etc. desactivándolos.

 

SUPERANDO LA ANSIEDAD DE LA PRUEBA

Si se siente nervioso acerca de una evaluación, considere los aspectos positivos. Las personas que se ponen nerviosas suelen ser mejores preparándose adecuadamente antes de realizar tareas importantes, incluidas las pruebas. Esto le ayudará a optimizar su desempeño, y asegúrese de no tener un bajo desempeño debido a la falta de preparación.

No piense que eres el único que siente alguna clase de incertidumbre o tensión antes de una evaluación. Esto es bastante común. Si aún no lo ha hecho, haga un esfuerzo para hablar con otros acerca de ello. A menudo ayuda a escuchar cómo otros experimentan y hacen frente a situaciones similares.

Crear estabilidad: Programe su tiempo a medida que se aproxima al día en el que realizará la prueba. Puede ser una buena idea planear algunas actividades prácticas para pensar en la prueba, pero asegúrese de no agregar estrés adicional programando demasiadas actividades. Asegúrese de programar tiempo para dormir y descansar bien el día antes de la prueba.

Utilice técnicas de relajación: Hay una serie de técnicas disponibles en la web y otras fuentes que pueden ayudar a calmar los nervios. Muchas de ellas proporcionan técnicas simples que pueden aplicarse fácilmente en muchas situaciones para calmarse. El ejercicio físico es a menudo una buena manera de distraerse de la prueba, ya que impactará positivamente en la calidad de sueño y la capacidad de mantener la calma.